F-eines: Literatura castellana.

Setiembre 2011 

 Este mes, el tema es la soledad de una persona anciana. Las producciones han sido realmente buenas, y las votaciones, por tanto, muy reñidas. Los cinco textos que más han gustado son los de: 

- Queralt Puig - 63 puntos

- Mireia Borja - 57 puntos

- Katya Simonyan - 56'5 puntos

- Patricia Carballo - 56 puntos

-Laia Giménez - 56 puntos  

Os ofrecemos los dos primeros.

Las viejas plantas son la única compañía que tiene esta anciana mujer, las que le consienten que les dé casi todo lo que tiene por dar... 
Ella lo daría a su gente... pero, no le dejan. Las fotografías de su rústico comedor están ya dibujadas con todo detalle en sus azules y bellos ojos... Cada vez que las vuelve a mirar y define más sus dibujos, sus ojos se humedecen, se llenan de sentimientos, se expresan con emoción. ¡Recuerdan!
El teléfono lo tiene cerca; ella espera que suene, pero parece averiado. No suena nunca, ¿ Por qué? De tantos y tantos días que tiene un año... habrá algún día que su familia vaya a verla, ¿no?
Ni cuando cargó otra primavera más a su espalda se dignaron venir a su casa; solamente sonó el cercano teléfono.
Tiene mucha tristeza encima, cada vez está más sola, se están muriendo sus plantas, se nublan sus fotografías, se está alejando cada vez más de su teléfono, se abandona.

 Queralt Puig

 

Los primeros rayos del alba entran por los grandes ventanales de la casa abandonada.
Unos ojos oscuros, pequeños, se abren lentamente, en silencio, al nacer un nuevo día. ¿Quién se acordará de ella? ¿Quién se acordará de esta pequeña anciana, sin nombre, sin edad?
Una casa vacía y fría es su único refugio, su único hogar. Un hombre -su marido- era antes su vida, pero la muerte se lo llevó, dejando tras ella a una mujer sola, sin compañía y sin amor.
Los días van pasando, las agujas del reloj giran lentamente y ella, desde el balancín de su jardín, observa el avance del tiempo, completamente sola.
Lo único que le queda es el recuerdo de ese hombre que la supo valorar.

Mireia Borja